No temas hacer excentricidades

Muchas veces se nos dice de mantener nuestras formas, de aparentar ser normales. No idénticos a todos, pero sí siguiendo un orden estricto de cosas que no se nos permita hacer para dar una imagen de persona seria.

Aunque no lo parezca, debo dar una imagen de profesional, pero siempre me he preguntado si se fijaban más en que mi aspecto diga que soy profesional o si lo hago por mi trabajo. Tras mucho pensarlo, tras ahorrar dinero y hablar con las personas correctas, finalmente pude hacer realidad una de las decisiones que había tomado años atrás pero que había reprimido por diversas cuestiones.

Hace unos meses decidí teñirme el pelo de rosa. Sé que suena narcisista y hasta estúpido, pero no puedo dejar de pensar que es una decisión que muchos no hubieran tomado por temor a que no se les tomase en serio, y razón no les falta, pero la experiencia ha sido muy satisfactoria.

En un principio todos hacían alusión al cambio de aspecto que había tomado, pero todos eran personas que sabían que no soy la persona con la actitud más ortodoxa. Los que no me conocían entonces sorprendentemente no dijeron nada y me trataros con mucha más normalidad de la que esperaba.

Con esto quiero decir una cosa que he aprendido: si te haces valer tu trabajo, todo lo demás no importa, o al menos no debería importar.

Yago Rosa Fernández (Naruedyoh)
desde Madrid
@Naruedyoh



¡Subscríbete!

Mejor no, este experimento acabó hace mucho tiempo... :)